Categorias

Social


TV CONSTELLATION RUGBY
Noticias
Pequeños detalles para aplicar y rendir más en el juego
Rugby educativo
08.12.2015
Durante los partidos de Rugby, y hablo de cualquier forma de juego, rugby XV, rugby XIII o rugby 7, debemos aprovechar cada minuto del partido para rendir el 100%.
Es  muy importante sacar el máximo rendimiento al tiempo, el movimiento, el desplazamiento, el espacio, la fuerza, la velocidad…pero también es muy importante trabajar la CONCENTRACION y la RESPIRACION en los diferentes momentos del juego. Si un jugador durante el partido tiene en cuenta estas dos pautas junto con el resto obtendrá un mayor beneficio en su juego, y esto, multiplicado por quince jugadores será una victoria segura.
 
Cuando hablo de respiración me refiero al proceso fisiológico indispensable para la vida de organismos aeróbicos, consistente en un intercambio gaseoso osmótico (o por difusión) con su medio ambiente en el que se capta oxígeno, necesario para la respiración celular, y se desecha dióxido de carbono, como subproducto del metabolismo energético. Es decir, INSPIRAR y ESPIRAR.
 
Esta sencilla acción puede aumentar nuestro rendimiento y nuestra capacidad de concentración en los distintos lances del partido y por ello es necesario tenerlo en cuenta y convertirlo en una rutina más a la hora de trabajar en los entrenamientos y en los partidos.
 
Hablemos en primer lugar de la figura del pateador, figura determinante a la hora de marcar el movimiento del juego y también como medio de obtención de puntos de puntos. Desde el minuto inicial del partido, tiene que ejercitar su respiración cuando realiza el primer pase de comienzo de partido, es el primer momento en que va a utilizar su respiración para lograr su objetivo.
 
Un pateador sabe, que, además de la posición de la pelota, de las manos, los brazos, de las caderas, del cuerpo, de las condiciones climáticas (el viento es esencial tenerlo controlado en cada momento para patear) de las que hablaremos  en próximos artículos, es necesario respirar para concentrarse y espirar todo el aire en el momento en el que se produce el gesto y golpeo del balón. 
 
Una buena inspiración y espiración en el momento adecuado hace que transmitamos toda la fuerza e impulso en la acción a ejecutar. Aprovechémoslo, aprendamos de los que están trabajando también en este sentido, porque nuestro juego ganará muy positivamente.
 
Como resumen y ejemplo de todo lo anteriormente dicho, os dejo  el de uno de los grandes pateadores que nos ha dado la historia del Rugby mundial,  la secuencia que utilizaba GRANT FOX (apertura de los All Blacks) cuando se disponía a tirar a palos:
 
“Yo pongo en mi mente la imagen del balón entrando a través de los postes (visualización). Respiro profundamente y agito mis manos para liberar a mi organismo de tensión (centring) para que todo esté tranquilo y claro como el cristal y que la imagen esté enfocada. Yo me digo “cabeza abajo y sigue el balón” (auto-instrucciones).
 
Pero como os he dicho antes,  conseguir manejar la respiración y con ello la concentración, es un trabajo de cada unos de los quince jugadores, o de los trece, o de los quince, en sus respectivos puestos. 
 
En la melé, como sabéis, el árbitro marca tres tiempos a la hora de la formación y de la entrada de la melé, los tiempos son "Crouch-Bind-Set", es el "BIND" cuando se produce un momento muy importante a tener en cuenta por los jugadores que forman la melé, es ahí donde todos a la vez deben inspirar profundamente y retener el aire en sus pulmones para que en el momento en el que el árbitro diga “Set” , así la melé se hará más compacta y estará más unida, y esto dará una mayor solidez a los 8 jugadores, cuando se junten las primeras líneas. 
 
Pero no me quiero quedar en el Bind, ni en el Set, tengo que ir más atrás en la acción, desde el momento en que se ha cometido la infracción y el árbitro ha dado la melé, los jugadores deben concentrarse en el siguiente formación del juego, y comenzar con la adaptación del aparato respiratorio para dar el mejor rendimiento en el scrum.
 
En el caso de los medios melés, si consiguen canalizar la respiración e inspirar y espirar en el momento adecuado, es decir cuando se da el pase (sobre todo en los pases largos) lograrán una mayor precisión y destreza para la ejecución de su juego.
 
Trabajar la respiración debe hacerse y aprenderse, mediante y durante el entrenamiento, para que, una vez que el jugador lo tenga adquirido, le salga de forma instintiva durante el juego, ya que hay muchos momentos en los que esto va a beneficiar a nuestro juego. 
 
Os recomiendo que trabajéis estos pequeños detalles, porque marcarán la diferencia en el juego de vuestro equipo, y será beneficioso también para los jugadores. 
 
Esmeralda Pérez 
 
 




» Volver
Tommaso Allan
Tommaso Allan

           
Constellation Rugby

Direccion de Constellation Rugby
Email: info@constellationrugby.com

Aviso legal
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra politica de cookies, aqui
Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +