Categorias

Social


TV CONSTELLATION RUGBY
Noticias
La historia de la Melé en Twickenham
Anécdotas de Rugby
27.11.2015
Un grupo de aficionados de Francia e Italia realizan una melé en Twickenham en el partido de la Rugby World Cup del día 19-09-2015 tras el partido Francia 32-10 Italia
El Rugby es un deporte mágico, y con él todo el ambiente que le rodea. Os quiero dejar hoy un video, que resume, el por qué éste deporte lleno de valores, es cada vez más admirado y actualmente está en el punto de mira de mucha gente a nivel mundial, lo que está provocando que cada vez más personas lo sigan y quieran participar en él, de un forma o de otra. Ésta historia, se repite una y otra vez en cada partido de Rugby, ojalá que sea así siempre y nunca cambien los valores y principios que tiene este magnífico deporte.
 
El día  19 de octubre de 2015, se jugaba, a las 21 horas, en el imponente Estadio de Twickenham (Londres)  el partido número 5 de la Copa del Mundo de Rugby 2015 entre Francia e Italia. El resultado quedó del lado de los franceses, Francia 32 - 10 Italia. No se trataba de un partido del 6 Naciones, sino de un partido para poder acceder a la prestigiosa Copa Web Ellis.
 
En un partido de tales características, donde los aficionados son una parte muy especial para el desarrollo del juego, todo, desde primera hora de la mañana, en los alrededores del Estadio era una fiesta, "la gran fiesta del Rugby" que tendría su máximo apogeo a las 21 horas, con el comienzo de la batalla que les esperaba a los jugadores.
 
La marea de camisetas de Francia e Italia de los seguidores incondicionales de sus selecciones, bajaba por la calle principal del pequeño pueblo de Twickenham, casi todos provenientes del metro Londinense. Las calles estaban repletas de fans de ambas aficiones bebiendo cerveza, comiendo las típicas hamburguesas y perritos calientes que los puestos en las calles ofrecen antes y después del partido, cantando La Marseillaise y otros cánticos, entre brindis y abrazos, entre   caras pintadas con las banderas de las aficiones, y disfraces de gallos, de Napoleones y hasta de pizza...
 
Se acercaba la hora y los alrededores del Estadio de Twickenham estaban llenos de los ansiosos seguidores dispuestos a tickar su entrada y acceder a la fan zone y al interior del "Templo del Rugby" para convertirse en el jugador nº 16. cosa que saben hacer, de una forma extraordinaria, los incondicionales fans.
 
El partido lo ganó Francia, pero los abrazos y las felicitaciones entre los aficionados de uno y otro equipo, como es tradicional en un partido de Rugby, se hacían en el estadio y fuera del estadio tras el partido.
 
Cuando termina un partido internacional, comienza el ajetreo para los que nos apasiona informar sobre éste deporte, comienza de nuevo la media zone, las ruedas de prensa y la zona mixta...en la que siempre se escapan jugadores.
 
Después de una larga jornada llena de anédotas en Twickenham, y tras cerrar el ordenador para ir a casa, yo calculo que serían las 2 de la mañana, todavía quedaban aficionados, unos 20, no más, tanto franceses como italianos en el exterior del Estadio, que tenía ganas de que el juego entre sus aficiones no acabase. Y allí, frente al poderoso estadio de Twickenham, ya en silencio, y con la humedad carasterística que proviene del Támesis pero que no parecía afectar a aficionados, improvisaron varias melés entre ambas aficiones. 
 
El ambiente me hizo detenerme, (aún reventada de todo el día), se creó una atmósfera especial, el tiempo se paraba para que éstos aficionados celebraran su "particular tercer tiempo" improvisando melés, entre risas, cervezas y buen ambiente. No faltaba un perejil, había hasta árbitro, y como no, las aficionadas exaltadas animando a sus jugadores, "Come on boys..." se puede escuchar en el video...
 
El resultado del partido, lejos de ser un punto de conflicto o desencuentro entre las aficiones, como sucede en otros deportes, se conviertió en una parte más del juego, de un juego que tiene algo especial, de un juego que finaliza con el tercer tiempo (que yo siempre he dicho que le pondría el cuarto tiempo...porque el primero es el del pre-partido).
 
Ésta, mi segunda Rugby World Cup, ha sido mágica también, por millones de cosas, pero sobre todo por pequeños y únicos momentos como éste, que al final inspiran y aumentan más si cabe, mi pasión ovalada, y tambien para poder y querer, seguir contando historias sobre el Rugby, las miles y miles de cosas buenas que tiene éste deporte y que hay mucha gente que todavía no ha tenido la oportunidad de conocer.
 
 
 
Gracias a os aficionados de Francia e Italia por ese cierre de noche tan especial.
 
 
 
Para ver el video de la melé de Twickenham pinchad aquí
 
 
Esmeralda Pérez
 




» Volver
Melé en Twickenham foto
           
Constellation Rugby

Direccion de Constellation Rugby
Email: info@constellationrugby.com

Aviso legal
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra politica de cookies, aqui
Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +